Lunes de porteo! Ya tocaba ver un nudo… y uno “nuevo”.

Es una cruz envolvente a la espalda en la que haciendo un movimiento “al revés” conseguimos no tener que terminar el nudo alrededor de nuestra cintura.

Además, cambiando el nudo al pecho por una anilla tenemos el Nudo Sirena (o Mermaid carry).

Hacer la cruz envolvente a la espalda de esta manera, aunque de primeras nos puede resultar raro, tiene sus ventajas.

En primer lugar, no necesitas anudar alrededor de tu cintura, por lo que queda libre. Esto es ideal para conseguir un nudo que carga menos peso en el suelo pélvico y-o abdominales: durante un embarazo, recuperación de cesárea, diástasis abdominal o cualquier situación en que no puedas/debas sobrecargar dicha zona.

Por otro lado, hacer el tirante desde “abajo hacia arriba” consigue que el nudo tape menos la cabeza del bebé, o que tengas más control al respecto, por lo que en bebés que resultan aún muy pequeños para la cruz mochila normal (porque quedan muy tapados) puede ser una alternativa.

El único pero que le podemos encontrar es que necesita un poco más de tela que la cruz envolvente a la espalda normal, por lo que si con tu talla habitual llegas con las puntas, necesitarás una talla más para hacer estos dos nudos.

Yo lo he hecho con un Didymos Graphite de cashmere y algodón en talla 6 (4’70 m).

.

.

La anilla, salvo que tu fular sea muy muy grueso (en cuyo caso este es un nudo complicado de hacer), puede ser mediana o grande, lo que tengas a mano.

¿Te gustó? Me encantará conocer tu opinión y experiencia y, por supuesto, si te ha gustado, te agradeceré mil que COMPARTAS.

.

 

Share

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo