Hoy nos vamos a “meter” con la media cruz envolvente, que vimos el día 2 del reto.

La media cruz es un nudo que nos permite portear delante o a la cadera, acabando el nudo al hombro.

Como siempre te digo, a mí me gusta acabar ese tipo de nudos, especialmente cuando hay un cabo en vertical, con un nudo corredizo. Hoy vamos a acabar el nudo con un par de anillas.

Y vas a ver cómo ese ajuste con las anillas te permite convertir el nudo en preanudado. Pero recuerda que si en vez de anillas, haces un corredizo, puedes usar la media cruz como preanudado siempre.

Necesitarás un fular de, al menos, 2´5 metros, para la primera manera de colocar las anillas que verás en el vídeo. Para la segunda manera, necesitas al menos uno de 3´2 metros, (talla 3).

.

.

Por supuesto, puedes acabar la cruz envolvente al hombro y la casi cruz envolvente con anillas. La casi cruz envolvente la podrás convertir en preanudada con este truco, la cruz envolvente no es tan sencilla de transformar de esta manera: a más capas más difícil hacer pasar la tensión por todo el recorrido hacia las anillas.

Eh! ¿Y qué tal si tienes una bandolera suficientemente larga?

.

¿Te animarás a introducir unas anillas en tu cruz envolvente favorita? ¡¡Cuéntamelo por favor!! Y disfrútalo mucho 🙂

 

Share

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo