Ese es el nombre de un grupo en Facebook, que os invito a visitar: Contra la censura de la lactancia en Facebook y el cierre de perfiles. Es un grupo que tiene poco tiempo de vida, nació el martes pasado “gracias” a que Facebook había cerrado un perfil, el de Leslie Power, por publicar una foto en donde se la veía amamantando a su bebé, una foto que Facebook considera que “atenta contra personas y colectivos”, esta foto:


Y ¿contra qué atenta esta foto? Bueno, podríamos decir, citando a mi amiga Violeta, que atenta “contra colectivos como la industria farmacéutica, las grandes empresas lácteas, los fabricantes de biberones y tetinas…, y contra las personas que lo dirigen, que no pueden seguir enriqueciendose a costa de cada vez más mamás…”. Otra opción es que atenta contra el puritarismo americano, que pueden tragarse toda la violencia del mundo como si tal cosa, pero si ven un pezón en directo se les cae el cielo sobre las cabezas (ya ves lo que se ve de pezón en esa foto…¡¡pero se intuye!!).

La cosa es que Leslie es una psicóloga muy implicada en el fomento de la Crianza con Apego en su país, Chile, y que alguien ha debido denunciarla, por eso le han cerrado el perfil: si hay denuncia, Facebook “actúa”. Pero no menos cierto es que no es la primera vez que Facebook censura la lactancia, bien cerrando perfiles, bien censurando (quitando) fotos en que las usuarias aparecen lactando a sus bebés. De hecho, hay un movimiento internacional en Facebook al respecto: Hey Facebook, breastfeeding is not obscene! (Official petition to Facebook), un grupo al que te puedes sumar.

Lo que ocurre es que, en esta ocasión, quizás por la repercusión mediática de la afectada, o porque cada vez más las redes sociales “mueven” cosas, muchos medios se hicieron eco:

Así que ayer el perfil de Leslie volvía a estar activo. Desconozco si ha recibido alguna explicación/disculpa o algo por parte de Facebook, o si Leslie querrá seguir estando presente en esta red social. Lo que sí sé es que no podemos permitir que Facebook, o quien sea, nos diga que amamantar atenta contra nadie. ¿O es que se censuran las fotos dando bibe a un bebé?¿O comiendo un filete?

Por eso, el grupo que nació como apoyo a Leslie se queda para defender nuestro derecho a amamantar y a ser amamantados, y Jesusa Ricoy-Olariaga, creadora del grupo, lo renombró y le puso la descripción que sigue:

“La lactancia es salud, es nuestra cultura, es patrimonio de la humanidad. Tenemos verdaderos problemas con indices de lactancia bajisimos y con problemas psicologicos que impiden a las madres amamantar, la falta de aceptación social de la naturalidad y necesidad de amamantar, hace que estas tasas ya bajas peligren. No podemos permitir que Facebook sugiera que las fotos de madres amamantando no son apropiadas, obscenas o sexualmente explicitas. Tenemos que defender la normalidad de lo que es la alimentación de nuestra especie por nuestros propios medios. No más censura! “

Pero no sólo en Facebook, que a fin de cuentas, es un lugar en el que quieres estar o no. En el resto de internet también. No será la primera vez, ni la segunda, que una página de alojamiento de imágenes retira una foto en la que aparece un bebé lactando, o un pezón con hongos (es un medio por el que una mamá que no tenga a mano una asesora de lactancia de confianza puede compartir con ella sus dudas, y una imagen vale más que mil palabras).

Teta en el museo, una ilustración de Mamá de Lola

Y, por supuesto, en el resto de ámbitos de nuestra vida. Porque, al final, en internet estás si quieres, pero en la vida real estas cosas también pasan. Mamás que son invitadas a abandonar una piscina (donde hay gente haciendo topless) por estar amamantando. O elegantemente “desplazadas” a salas de lactancia en los centros comerciales (que, además, por qué tienen que estar al lado del cuarto de baño??). O directamente echadas de, agárrense que vienen curvas, un restaurante por estar alimentando a su hijo…

No entiendo ese “horror” al ver una teta en acción, cuando nadie protesta por un escotazo hasta el ombligo, una camisa transparente, el topless, etc. Pero esa es otra historia.

La de hoy es para invitaros a recuperar el sitio natural de la lactancia, que no es la intimidad de nuestra casa ni de una sala acondicionada, sino que es aquel lugar en el que nuestro bebé nos pida teta y nosotras se la quedamos dar, sea donde sea y tenga el bebé la edad que tenga. Sin miradas raras y sin que, por supuesto, nadie ose a sugerir que debemos taparnos, escondernos o irnos.

Así que únete al evento virtual y tetero de este finde, Facebook Lactante, poniendo en tu perfil una foto de lactancia, sea propia o ajena (porque esto nos afecta a todos, seamos o no mamás lactantes). Y ayuda a normalizar la lactancia en tu entorno. Como dice el lema de esta manifestación:

“Cambia tu foto, cambia el mundo!”

Y estas son, de momento, las aportaciones de la blogosfera maternal a esta manifestación:


La fotografía de Leslie Power es la que aparece en su perfil de Facebook.

La ilustración de la mamá amamantando en el museo es propiedad de Mamá de Lola, y está protegida por una Licencia Creative Commons tipo BY-NC-ND

Para conocer la autoría de la imagen del babuíno, así como la licencia que la protege, basta con pinchar sobre ella.

Share

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo