El canguro delante lo veíamos en el día 5 del reto.

Un nudo ideal ahora en verano, porque recubre con solo una capa de tela al bebé y con muy poca tela al adulto.

De hecho, es un nudo que se puede hacer con tallas cortas (vaya, mejor hacerlo con tallas cortas).

A partir de una talla 3 (3’20 m). Tanto en su versión normal, como en esta preanudada.

Esta versión del canguro sería uno de los pocos preanudados que puedes usar con un bebé pequeño y un fular rígido, así pues, puede ser una manera de “quitarse el miedo”.

Además, como se cierra con una anilla, te permite un ajuste punto por punto con lo que, incluso siendo preanudado, se consigue un buen ajuste.

La anilla te permite también ajustar la tensión de la parte superior si tu bebé se duerme (o se despierta).

Te recomiendo que uses una anilla mediana si tu fular no es muy grueso. Si solo tienes anillas grandes, entonces puedes acabarlo con una pareja de anillas. Pero ten en cuenta que así, perderás la opción de ajustar en una de las direcciones.

Y por supuesto siempre puedes acabarlo sin anillas, con un nudo corredizo.

Lo he hecho con un fular emeibaby Baali Blue en talla 3.

.

.

Si te gusta el canguro, quizás te animes a probar esta versión y me cuentes tu opinión 😉

Y como siempre, si te gusta ¡¡Comparte!!

 

 

Share

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo