Desde Una Maternidad Diferente, Eloísa nos manda el artículo pre-reunión. Para ir preparando “el terreno”. El tema de esta semana será: “Concepción, embarazo y tándem”, esperamos que sea de vuestro interés.

Lactancia en tándem: todo lo que siempre quisiste saber

x

¡¡¡Cómo pasa el tiempo!!! Parece que fue ayer cuando inauguramos nuestro grupo de lactancia diferente y este próximo sábado ya nos reunimos por segunda vez, esperando encontrarnos con tantas y tan bien avenidas madres (y padre) como en la última ocasión.

En esta reunión trataremos otro tema plagado de tabúes, mitos, prejuicios y verdades a medias: la concepción durante la lactancia, el amamantamiento durante el embarazo y la lactancia en tándem. Dice la presi de Multilacta, Gema Cárcamo, que el tándem es mi especialidad tetil… No es para menos, ya que llevo la friolera de casi 17 meses lactando en tándem, que, sumados a los 9 meses de embarazo, dan como resultado más de dos años de lactancia “atípica”.

Elena, de Monitos y Risas, la otra “tetóloga” de este grupo de lactancia también aportará su particular visión sobre el tema, ya que ella está inmersa en pleno proceso de lactancia durante el embarazo (y también tiene lo de la “concepción” más reciente 😉  ¿verdad? )

No se trata de contar nuestra experiencia personal, sino de compartir inquietudes, experiencias y tratar de arrojar un poco de luz entre todas a un periodo que muchas veces se mantiene en la oscuridad por miedo al qué dirán o por temor a enfrentarse a las críticas.

Sea cual sea tu opción o tus interrogantes en este apasionante proceso, tu aportación resultará útil, reveladora e imprescindible para el resto. ¡¡¡Te esperamos!!!

Y, para abrir boca, os dejo un pequeño extracto de un documento en el que he estado trabajando recientemente con el objetivo de recopilar y dar respuesta a las dudas más comunes sobre la lactancia durante el embarazo y en tándem.

x

¿De verdad me puedo quedar embarazada mientras estoy dando el pecho?

Por supuesto que sí. La lactancia materna no es un método anticonceptivo excepto en casos muy concretos (bebé menor de seis meses, con lactancia materna exclusiva y frecuentes tomas nocturnas) por lo que si se retoman las relaciones sexuales sin utilizar métodos anticonceptivos, existe la posibilidad de que la mujer se vuelva a quedar embarazada.

x

¿No exige demasiados recursos a la madre mantener a la vez una lactancia y un embarazo?

Dar el pecho mientras se gesta a un nuevo bebé no requiere más recursos que, por ejemplo, estar embarazada de gemelos o mellizos. Actualmente no se recomienda a las mamás lactantes aumentar su ingesta diaria en 500 Kcal como se hacía antiguamente, ya que se ha descubierto que las necesidades para afrontar la lactancia son bastante menores.

Además, muchas de las hormonas relacionadas con la lactancia contribuyen a optimizar el funcionamiento del sistema digestivo, aumentando el aprovechamiento que el cuerpo hace de los alimentos.

Por otro lado, teniendo en cuenta que la producción láctea disminuye durante la gestación, disminuyen también los requerimientos energéticos de la lactancia en el organismo de la madre.

x

El hecho de amamantar al mayor ¿No le roba nutrientes al bebé que está en el útero?

Está científicamente demostrado* que el solapamiento de embarazo y lactancia no afecta negativamente al desarrollo fetal. Sea cual sea el coste, este repercute en la madre, aunque no parece que dicho coste sea excesivamente alto.

En el estudio de Alba Lactancia Materna no hubo diferencias significativas entre ambos embarazos (lactando y sin lactar) en las cifras de hemoglobina de la madre. Es decir que las madres no sufrieron anemia de forma más acusada por el hecho de amamantar. Tampoco hubo diferencias significativas en la media de ganancia de peso de las madres durante el embarazo.

Por otro lado, una investigación de Moscona y Moore** se basó en el estudio de 57 mujeres que no destetaron a sus hijos al enterarse de su embarazo. El 43% de los niños mantuvieron la lactancia durante los nueve meses de embarazo y continuaron, en tándem, con la llegada del recién nacido. Los bebés que nacieron de estos embarazos fueron sanos y de un tamaño adecuado a su edad gestacional.

*Merchant, Martorell y Hass: Maternal and fetal responses to the stresses of lactation concurrent with pregnancy and of short recuperative intervals
**Moscone S, Moore, MJ: Breastfeeding during pregnancy.

x

Me han dicho que si no desteto al mayor, puedo tener un parto prematuro ¿es cierto?

No hay evidencia científica de que amamantar durante el embarazo aumente las probabilidades de sufrir abortos o partos prematuros. Es cierto que la lactancia produce una liberación de oxitocina en el cuerpo de la madre (al igual que otros procesos fisiológicos normales, como el orgasmo femenino), pero también es cierto que la respuesta del útero a la presencia de oxitocina en el organismo evoluciona durante la duración del embarazo.

Así, en el principio de la gestación apenas hay receptores de oxitocina en el útero, mientras que estos se multiplican exponencialmente a medida que progresa el tercer trimestre del embarazo. Puedes comprobarlo en las siguientes referencias bibliográficas:

♦“A las 32 semanas de gestación la concentración de receptores para oxitocina en el útero es 100 veces mayor que la encontrada en la mujer no embarazada y en el momento del trabajo de parto aumenta a 300 veces” (Obstetricia moderna).

♦“La capacidad de respuesta miometrial a la oxitocina empieza a las 20 semanas, aumenta de modo uniforme hasta las 30, y después se acelera hasta una capacidad de respuesta máxima durante el trabajo de parto a término. Se cree que la sensibilidad aumentada de la oxitocina depende del incremento de la concentración de receptores para esta hormona en el miometrio y las deciduas, y de las formaciones de uniones de intervalo miometriales. La concentración de dichos receptores es baja a las 13 a 17 semanas y aumenta 12 veces hacia el término. Luego del inicio del trabajo de parto, la concentración de receptores es máxima. El incremento de la concentración receptores para oxitocina, que median la sensibilidad local a oxitocina tanto administrada como exógeno, explicaría la respuesta uterina aumentada a la oxitocina es mínima hasta que se induce una cantidad sustancial de receptores, y se establece el marco bioquímico para la contractilidad uterina.” (“Uso de oxitocina en la sala de labor y parto”, Tesis doctoral de María Eugenia Amaya Hernández)

x

¿Puedo amamantar durante el parto?

Como comentábamos antes, el número de receptores de oxitocina en el útero aumenta radicalmente durante el trabajo de parto. En estos casos, la succión en el pecho puede servir como una alternativa a la oxitocina sintética en caso de tener que recurrir a mecanismos para inducir o acelerar el parto.

Algunas madres amamantan durante el trabajo de parto, pero normalmente es una práctica que responde a las necesidades del niño mayor más que a un recurso para acelerar el parto. Otras mujeres sienten, en cambio, que el hecho de amamantar puede distraerlas y alejarlas del “planeta parto”, pero esta es una percepción que puede variar de madre a madre.

x

¿Y cómo me organizo las tomas cuando llegue al tándem?

Durante los primeros días, y dado que la cantidad de calostro que producen los pechos es limitada, deben priorizarse las tomas del recién nacido. Una vez que el pequeño haya tomado la cantidad que haya querido de uno o los dos pechos, podrá ponerse al mayor a mamar. Puede seguirse esta táctica durante los primeros días/semanas hasta que se establezca la producción y se vaya dilucidando la rutina que más funciona para cada familia.

Son múltiples las opciones/soluciones por las que puede optar cada trío lactante:

  • Primero toma el pequeño uno o los dos pechos y luego toma el mayor.
  • Ambos niños hacen tomas por separado que no suelen coincidir en el tiempo.
  • El mayor hace el “primer vaciado” y luego toma el bebé.
  • La mamá asigna un pecho para cada niño.
  • El bebé toma un pecho en cada toma y ese es el que la mamá ofrece al mayor cuando pide teta, reservando el más lleno para el pequeño.
  • El pequeño siempre tiene acceso a los dos pechos y el mayor solo a uno.
  • Etc.

x

¿Tendré suficiente leche para dos?

El organismo de la madre utiliza el estímulo de la succión y vaciado de los pechos como señales para producir una mayor o menor cantidad de leche. Por eso las madres de gemelos o mellizos tienen leche de sobra para dos y las de trillizos para tres*. Con dos niños estimulando el pecho de manera simultánea, es prácticamente imposible que la producción de leche se quede corta.

Más bien al contrario, el recién nacido, después del estímulo de su hermano durante todo el embarazo, se encuentra con unas glándulas mamarias a pleno rendimiento y con una gran cantidad de calostro que tiende a satisfacer con creces sus necesidades.

Normalmente, las mamás que amamantan en tándem suelen referir una “sobreproducción” de leche en los primeros días/semanas hasta que se regula la situación. En estos casos, el hermano mayor ejerce una función muy benéfica al aliviar y prevenir la posible ingurgitación mamaria con un vaciado a demanda de la madre.

*Saint L, Maggiore P, Hartmann PE: Yield and nutrient content of milk in eight women breast-feeding twins and one woman breast-feeding triplets.

x

¿Y si decido destetar una vez iniciado el tándem?

Si percibes que la situación te supera y que tu relación con tu hijo mayor se está resintiendo, puedes tomar la decisión de destetar en cualquier momento. Es importante valorar cuidadosamente la decisión, porque muchas madres se sienten tentadas de destetar bruscamente para poner fin a las demandas sin fin de su hijo y, una vez finalizado el proceso, se da cuenta de que el problema sigue estando latente, con o sin lactancia.

No debes sentirte mejor o peor madre por destetar una vez iniciado el tándem. Debes sentirte orgullosa de haberlo intentado y de ser capaz de rectificar tus expectativas, tomando decisiones difíciles pero, a veces, inevitables.

Los pasos para el destete son los mismos que en el caso del embarazo, con  la única salvedad de que es posible que encuentres una mayor resistencia por parte del niño mayor.

Nos gustaría veros a todos este sábado 26 de marzo, a las 10:00 en Cucú-tras, C/Oslo nº1 (Alcorcón), para seguir desarrollando este tema y compartir experiencias, anécdotas, dudas, mitos…

Las imágenes han sido extraídas del libro del concurso fotográfico del Hospital Marina Alta de Denia (http://www.e-lactancia.org)

Share

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo