Este domingo, junto con #siloshombreshablasen y EspirituNATURE estuvimos de senderismo suave en La Boca del Asno.

La propuesta era sencilla: conocer las opciones para portear y hacer senderismo y, después, hacer una pequeña ruta para probar los portabebés “en acción”.

El sitio era perfecto y la compañía aún mejor. Un gran día.

Y, con la “excusa” de enseñarte algunas fotos del taller y del paseo, aprovecho para comentarte algunas cosas a tener en cuenta para elegir un portabebés para pasear por el campo.

.

No necesitas un portabebés “especial” para el campo

.

Pese a que en los establecimientos especializados en deportes al aire libre encontramos mochilas “especiales” para llevar bebés y niños por el campo, la verdad es que no las necesitas.

Son mochilas que pesan muchísimo porque llevan una estructura rígida. Además, el bebé va muy alto y bastante separado del adulto. Esto sin meternos en la posición del bebé.

En el mundillo del porteo se las conoce como “comerramas” por lo alto que va el bebé.

Irás mucho más cómodo con cuaquier portabebés ergonómico, especialmente porteando a la espalda. Y además, son más económicos.

.

Javier de #siloshombreshablasen probando la bandolera

Javier de #siloshombreshablasen probando la bandolera

.

Con bebés que no andan, usa el portabebés que uses habitualmente

.

Con un bebé pequeño, irás bien con cualquier portabebés que estés usando habitualmente. Fular, bandolera, mei tai… Cualquiera te irá bien.

El peque con el movimiento y el entorno irá entretenido y, gracias a tu cercanía, tranquilo y seguro. En los momentos de paradas y descansos, el portabebés te puede servir de superficie para el suelo para que tengan su rato de libertad.

Sin embargo, con niños más grandes que quieran hacer parte del recorrido andando, te recomiendo que te plantees una mochila ergonómica. Te permite un sube y baja rápido con un reparto simétrico de su peso sobre tu cuerpo.

Además, cuando el peque va andando, la mochila colgada no te estorba para moverte. Si el entorno es susceptible de enganchar la mochila que cuelga, póntela sin niño.

.

Mostrando portabebés al aire libre

Mostrando portabebés al aire libre

.

Prepárate para el clima esperado… y para el inesperado

.

Cuando vas tú solo al campo y haces una mala previsión lo peor que te puede pasar es que te lleves una mala experiencia. Pero con un bebé, la responsabilidad no solo es con nosotros, así que hay que tener más precauciones.

Lleva ropa extra por si hace más frío del esperado o por si se moja. Lleva protección solar (crema y sombrero/gorra) aunque esté nublado y sea otoño. Lleva algún pañal más de los que calcules así como un par de raciones extra de comida.

Todo esto puede parecer mucho, pero me estoy refiriendo a las cosas del bebé. Realmente, llevar un juego de ropa, la crema, un par de pañales y algo de pan y fruta o abulta tanto y puede ser la diferencia entre un bebé a gusto y otro incómodo, hambriento, con frío…

De todos modos, salvo que se trate de tu primera salida con tu bebé recién nacido, ya sabes que los tamaños de los bolsos crecen con la llegada de los hijos. Pues a las mochilas de campo les pasa lo mismo: necesitan ser ampliadas.

.

Empieza el paseo con todos los peques aúpa

Empieza el paseo con todos los peques aúpa

.

No nos olvidamos de los que ya no son porteados

.

Porque llega un momento en que ya no quieren ser porteados pero el campo sigue siendo la mejor actividad del mundo para pasar el finde.

Es un momento crítico pues son pequeños para seguirnos el ritmo y hay que adaptar la actividad a sus capacidades para que les resulte retador pero asequible: una aventura en toda regla.

Infórmate antes de qué animales o insectos podréis observar. Qué plantas hay. Llévate unos prismáticos que puedan usar o incluso una cámara de fotos que puedan usar. Es decir, prepara la jornada también para ellos.

Y por supuesto, seguridad: explícale dónde vais, dónde está el camino y cómo identificar las señales. Qué hacer si os pierde de vista (llevar un silbato puede ser una buena idea). Llevad ropa de colores llamativos, tanto ellos como vosotros. Mi color preferido es el violeta, ya que es un color que es muy raro de ver en grandes superficies en el campo.

.

Bram de EspirituNATURE explicándole a los mayores la fauna

.

Espero que con estas pequeñas recomendaciones un paseo por el campo siga siendo una actividad a disfrutar en fin de semana tengan tus peques la edad que tengan. Tal y como hicimos nosotros este domingo.

Muchas gracias, Javier y Bram, y a todos los que os apuntásteis este domingo. ¡¡Fue genial!!

.

Share

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo