Pues sí, así da gusto volver de vacaciones. Gracias a Teresa, de Una mamá en su mundo, que me ha dado este reconocimiento (siempre hace mucha ilusión) y la oportunidad de contar algo más de mí, o al menos ordenarlo con cierta lógica :lol:.

El premio tiene dos requisitos, por un lado, responder unas preguntas, y por otro, pasarlo a 11 blogueras (con sus respectivas 11 preguntas). Así que aquí vamos con las preguntas:

  1. ¿Cómo os fue la lactancia?
  2. ¿Qué tal fueron vuestros embarazos?
  3. ¿y vuestros partos?
  4. ¿Colechas?
  5. ¿Libro preferido?
  6. ¿Película favorita?
  7. ¿Playa o montaña?
  8. ¿Tendrías mas peques?
  9. ¿Qué os gusta hacer?
  10. ¿Por qué abriste un blog?
  11. ¡¡Cuéntame inquietudes!!

Lactancia a demanda1) Las lactancias. Pues mis dos comienzos han sido durillos. Tanto Marcos como Lucas tienen frenillo, pero con Marcos fue todo más complicado. Se adelantó 15 días y al frenillo se unió su pequeño tamaño (es que además es muy menudito), que tuvo ictericia y estuvo dos días en neonatos (donde le dieron algún que otro biberón porque solo podía entrar a verle cada 3 horas). Todo eso junto, y mi inexperiencia, me hicieron pasar dos meses con grietas (y pezoneras) y un bebé enganchado continuamente a la teta. Afortunadamente, ya conocía los portabebés y pude salir algo de casa, que si no yo no sé si hubiera aguantado. Pasados esos dos meses, harta ya de las pezoneras, decidí quitarlas un poco a lo bruto, y fue bien. Tras ese comienzo, y con algún episodio de grietas cuando era mayor Marcos, la lactancia duró hasta que él quiso, tres años y pico. Bueno, el embarazo también afectó, pero antes de eso ya mamaba poco.

Con Lucas fue diferente totalmente, la experiencia es un grado, y conocer asesoras de las buenas es otro. En cuanto sospeché frenillo, llamé a Elo, que vino a confirmármelo y a enseñarme posturas que le ayudaran a mamar. Bueno, y a tranquilizarme: Lucas comía perfectamente y tragaba. Supongo que el hecho de que naciera de 42 semanas aproximadamente (¡¡un mes más de gestación que su hermano!!) también estuvo a su favor. Él también tuvo ictericia, pero aquí yo ya sabía algo más, y estaba más dispuesta a defender nuestros derechos, así que conseguí un ingreso en pediatría, los dos juntos. No nos separamos en ningún momento, aunque él estuviera con las lámparas yo estaba a su lado, y le acompañaba a las pruebas (extracciones de sangre) y le cogía mientras se las hacían. Y un poco de reflexología. Resultado, frente a los 4 días de ingreso de Marcos, Lucas solo estuvo uno y medio. Y los problemas de lactancia apenas duraron 10 días. Bueno, aunque he de decir que he ido sufriendo de grietas cada vez que se ha tenido que quedar un día entero sin mí por formaciones o seminarios, etc. (a partir del año más o menos, antes se ha venido conmigo a todos lados). Y ahí sigue, con su teta, y hasta que quiera, aunque esta  mañana por primera vez ha preferido tomar las galletas del desayuno ANTES de la teta, se me hace grande.

Embarazada2) Los embarazos. Pues estupendos los dos, no tuve nauseas matinales ni mareos nunca, aunque sí un sueño terrible, sobre todo con Marcos. O a lo mejor con Lucas también, pero como no podía dormir tanto porque ya estaba Marcos pues me aguanté y no recuerdo dormir tantas horas. Sí que me dio insomnio al final del embarazo de Lu… Con Lucas también tuve algo de molestias en la sínfisis púbica, y bueno, cándidas con los dos. Por lo demás, los recuerdo como embarazos muy buenos.

3) Recuerdo muy buenos partos también. Los dos hospitalarios, en el Hospital Fundación de Alcorcón, que tiene un protocolo acorde con la Estrategia de atención al parto normal. Ambos fueron partos muy respetados, me pude mover en todo momento, me explicaron cada propuesta que hicieron, y pude parir en la postura que quise. Alguna cosa a mejorar, por supuesto, pero en general los partos que yo quería. El primero largo, aproximadamente 14 horas, y el segundo exprés, ni tres horas pasaron desde la primera contracción hasta que tuve a Lucas en brazos.

4) ¡Sí que colechamos! Lucas duerme con nosotros todos los días y Marcos va y viene según le da. A veces acabo yo durmiendo en la cama de Marcos y ellos tres juntos, y a veces es mi marido el que se cambia de cama para dejarnos más espacio.

Bebés del mundo5) No tengo un libro preferido, la verdad. Me gusta leer mucho, de diferentes estilos y temática. Algunos libros los considero de cabecera, que hay que tener siempre presente y releerlos de vez en cuando, como El Principito, o alguno de los cuentos de mis hijos, como el Adivina cuánto te quiero (que sigo siendo incapaz de leer del tirón sin llorar cual magdalena). Luego hay otros que tengo muy presentes en mi recuerdo porque marcaron algunas etapas de mi vida, y ahora empiezo a leerle a Marcos los más adecuados a su edad, así se cargan aún más de significado. Pero como trabajo en este “mundillo”, déjame que recomiende encarecidamente dos. Por un lado, El amor maternal de Sue Gerhardt, que considero de imprescindible lectura para aquel que trabaje con bebés sea en el ámbito que sea. Por otro, el que podría ser mi libro “tótem”, Bébés du Monde, un libro sobre costumbres de crianza tradicionales con unas fotografías preciosas. Además, este verano Merce de Mi Saquito Mágico nos ha regalado al Equipo Continuum sendas ediciones en tapa dura, realmente difícil de encontrar, aprovecho para agradecérselo de nuevo.

6) También hay muchas películas que me gustan… me gustan que sean “para pasarlo bien”, no me suelen gustar los dramones ni las de miedo… Y si tuviera que decidirme por una para ver el resto de mi vida, te diría que La princesa prometida, aunque echaría de menos La guerra de las galaxias (la trilogía “de verdad”) y alguna otra de aventuras.

7) Para vacaciones largas, playa. Para una escapada o pasear, montaña.

8) Sí, tendría más peques sin duda. Al menos, uno-a más.

9) Entiendo que te refieres a “en familia”. Pues algo que disfrutamos mucho los niños y yo es cocinar. Con Carlos, los cuatro juntos, solemos hacer senderismo de vez en cuando, la verdad es que me cuesta arrancarme (organizar mochilas, pañales, comida, niños…) pero cuando estamos en marcha lo disfruto mucho. Y un pequeño secreto, estoy deseando que llegue el día en que podamos volver a levantarnos a las 12:00 un domingo, ¡¡¡eso sí que nos encantaba a Carlos y a mi antes de ser padres!!!

Senderismo con portabebés

10) Los motivos para crear De Monitos y Risas los cuento en la página “Sobre Monitos y Risas“, permíteme que te la enlace para no repetirme.

11) Pues mis inquietudes son de lo más normales, supongo. Que los niños estén bien, sean felices y yo sea capaz de acompañar su crecimiento. Compatibilizar bien su crianza con mis proyectos, que me encantan, sin morir en el intento. Resguardar mi pareja de las dificultades de la crianza y educación. Conseguir cada día acercarme más a mis propias expectativas, y mantenerlas realistas.

Y ahora voy a pasarle el premio a estas once mujeres, todas ellas firmemente implicadas en la difusión del porteo y de la crianza en brazos, y además Asesoras Continuum en formación o Asesoras de Portabebés De Monitos y Risas en formación. ¡Gracias chicas, por vuestro trabajo! Me hacéis enorgullecerme del mío.

  • Aúpale, una pareja (ella asesora de porteo, él fisioterapeuta) que aúnan el conocimiento, la experiencia y la intuición sobre el porteo fisiológico correcto.
  • Mimamamecose, donde además de información sobre porteo ergonómico, encontrarás su oferta artesanal de portabebés.
  • Gestando una doula, blog sobre porteo, lactancia, crianza, acompañamiento… Si conoces la expresión “aprendiz de todo, maestro de nada” en este blog encontrarás la excepción.
  • Siriñadas (el blog) habla de todo aquello que te interesa sobre todo en el postparto, porteo, lactancia, crianza… pero no te pierdas su sección de recetas, ricas, sanas y fáciles.
  • Camalaqué respira espíritu renacentista, trata de muchos temas diferentes pero unidos por algo en común, la pasión por las cosas bien hechas, el conocimiento y la experiencia.
  • Minerva y su mundo, nos lleva, de la mano de su hija, por la evolución normal que seguimos en la crianza, al menos los que seguimos un cierto camino.
  • Casa en construcción es un lugar donde encontrar información exhaustiva y detallada sobre todo de porteo, pero también de otros temas.
  • Mi Bb Me Mima, entre las descripciones de los productos que trabaja, podrás encontrar las reflexiones propias de una madre reciente, con mucha ilusión, fuerza y empuje.
  • Mi casita en el campo es la historia de cómo se nace, crece y se desarrolla un proyecto personal y vital.
  • Caricias y porteo te da ideas para jugar con tus hijos siempre teniendo presente sus necesidades de contacto físico, con el masaje y el porteo presentes.
  • Desarrollo personal Nohemí Hervada. Este me lo dejo para el final. Nohe no necesita ni premios ni difusión y desde luego no está “en formación”, pero quería agradecerle que contara en su momento conmigo, muchas cosas que tengo en marcha hoy en día han nacido de aquella propuesta, así que, Nohe, un abrazo muy gordo, y un premio para tu nuevo blog.

Y estas son mis once preguntas, espero que os guste contestarlas para que os conozcamos un poco mejor todos vuestros lectores:

  1. ¿Cómo pensabas que sería la maternidad antes de ser madre?
  2. ¿Ha resultado ser como imaginabas?
  3. ¿Que es lo mejor de tu-s maternidad-es?
  4. ¿Y lo peor?
  5. ¿Cómo llegaste al tipo de crianza que practicas y difundes?
  6. Cuéntanos tu historia con el porteo, cómo llegaste a él y qué supuso para ti
  7. ¿Por qué empezaste tu blog?
  8. ¿Qué es ahora para ti tu blog?¿Imaginabas qué llegarías aquí cuando lo empezaste?
  9. ¿Cómo compatibilizas tus diferentes facetas? madre, mujer, profesional, bloguera…
  10. ¿Qué te gusta hacer para desconectar?
  11. ¿Cómo te cuidas (en todos los aspectos)?

Pues aquí va, muchas gracias de nuevo Teresa, me ha encantado :grin:.

 

 

Share

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo