En estos días en que se lucha por Habiba (y por todas las mujeres que están, han estado y estarán en su situación) en los planos “virtual” y físico, yo me encuentro un poco fuera de onda, esperando que mi segundo hijo se decida a nacer y así alejar la sombra de la inducción que nos ronda… No puedo estar tan presente como querría, pero no puedo dejar de indignarme y difundirlo con la esperanza de que, aún estos pequeños gestos, sirvan para cambiar alguna mentalidad, alguna situación…

Me gusta pensar que, para cuando nazca mi pequeño, Habiba y su niña ya estarán juntas. Reparando el daño causado y recuperando algo de lo robado. Así, mi hijo habrá nacido en un mundo un poquito mejor que el que hoy tenemos. No obstante, entre tanta rabia e indignación (y bastante incredulidad) acerca de esta sociedad que estamos forjando, no puedo dejar de sentirme orgullosa y contenta de ver que, como siempre digo, algo está cambiando. Esta oleada de actuaciones a diferente nivel: manifestaciones, casi 4500 miembros en el grupo de Facebook (que se abrió este fin de semana pasado apenas), más de 6000 firmas en la petición de Actuable, la blogosfera maternal como Fuenteovejuna… Hoy, Jesusa nos regalaba en el grupo esta cita de Gandhi: La fuerza no viene de la capacidad física, viene de una voluntad indómita …

Y así están las cosas.

Manifestaciones

Ayer fue la primera, en la sede del IMMF, en la Gran Vía de Madrid. En breves momentos, a partir de las 12:00, comienza la de hoy, en la sede de la Dirección General de la Mujer 12:00. C/ Alcalá, 253 28027, Madrid. Metro el Carmen. Estos encuentros, que en breve parece ser que también se van a llevar a cabo en otros puntos de España, están siendo coordinados y difundidos desde la página de Facebook.

Foto del encuentro de ayer, publicado en el grupo de Facebook

Y hay una propuesta de manifestación virtual en Facebook, si tienes perfil, Jesusa nos invita a cambiar nuestro estado todos los días durante tres horas y poner “We are all Habiba/Todos somos Habiba”. Aquí tenéis su propuesta.

En Amor Maternal nos cuentan el origen de las manifestaciones y las opiniones de las personas que están más en contacto con Habiba.ç

  • Carta para pedir atención a la convocatoria de movilizaciones

Asunto para el email: Si eres madre, padre o hijo, esto te interesa: preparados para próxima convocatoria de movilizaciones en el caso Habiba. Atentos a Facebook, email y Twiter.

Si eres madre o padre imagina por un momento que al darte media vuelta te arrebatan a tu bebé de 15 meses y no le vuelves a ver hasta pasada semana y media, sólo por una hora, y te lo vuelven a arrebatar…

Si no lo eres, cierra los ojos e imagina que todo lo que conoces, todo absolutamente todo desaparece; de repente te encuentre en un lugar desconocido, no te pueden explicar lo que está pasando porque no entienden tu idioma y tú no les entiendes a ellos…

Esta pesadilla es la que están viviendo Habiba y su bebé de 15 meses; te pido encarecidamente que te tomes unos minutos para leer esto y ayudar a difundirlo; por favor, sigue las indicaciones del final para conseguir una difusión efectiva y que no favorezca el SPAM. Muchas gracias.

Puedes copiar el resto del texto (tienes la carta completa aquí), que no hemos querido reproducir para no duplicar información, si deseas difundir estas movilizaciones.

El salto internacional

Afortunadamente, con la tecnología en la que vivimos, es difícil que una situación de estas características quede relegada al ámbito nacional. Gracias a las personas que lo están traduciendo y difundiendo en otros países, en otras culturas.

Worldwide Mothers support Habiba! IMMF Give her baby back

Petición en Actuable, en inglés

En Amor Maternal, en inglés

En Amor Maternal, en alemán

En el periódico italiano Giornalettismo también publican la noticia

A los blogs portugueses también llega

En los medios

Como os decía en el artículo anterior, los medios de comunicación “grandes” empiezan a difundir la noticia:

En El Pais nos cuentan que la Fiscalía va a impugnar la retirada de tutela

Por contra, vemos en Europa Press, que el Defensor del Pueblo apoya la decisión del IMMF

En Yahoo Noticias le dedican la portada.

En El Mundo, versión impresa, lo podíamos encontrar en la página 19 el día 8.

Más documentos

  • El logo que Louma, de Amor Maternal, ha realizado y regalado para la causa (siéntete libre de usarlo y difundirlo en pro de conseguir la reunión de Habiba y su hija, lo tienes en diferentes tamaños aquí)

  • Carta de Ibone Olza a Doña Esperanza Aguirre.

Excelentísima señora:

Permítame que me presente. Mi nombre es Ibone Olza. Soy Doctora en Medicina y médico psiquiatra. En la actualidad trabajo como psiquiatra infantil y perinatal en el Hospital de Puerta de Hierro Majadahonda y soy profesora Asociada a la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. Además soy investigadora principal de un proyecto sobre neurobiología del apego financiado por el Fondo de Investigaciones Sanitarias del Instituto de Salud Carlos III. He dedicado toda mi carrera profesional a la psiquiatría infantil, soy autora de dos libros y numerosas publicaciones científicas y divulgativas.

Me dirijo a usted porque necesito que me escuche urgentemente. Tengo que hablarle de una niña de quince meses. Su vida y su salud corren serio peligro. Esta pequeña niña está sufriendo el mayor estrés imaginable a esa edad: ha sido separada de manera brusca e involuntaria de su madre que prácticamente era su única familia, de la que nunca se había separado y que hasta ese día le había amamantado.

Ha pasado 9 días sin verla ni saber nada de su madre. Tan sólo se le ha permitido verle durante una breve hora, y se le ha vuelto a separar. Lo que la niña debe estar sintiendo se lo puedo explicar desde mi amplia formación profesional: una angustia mortal, una zozobra indescriptible. La niña debe de sentir que su madre le ha abandonado, que tal vez se haya muerto, que su mundo conocido se ha desvanecido y se ha convertido en un infierno donde no está ninguna de las personas que ha conocido en su corta vida. Vivencia de muerte, abandono y profunda depresión. Un dolor inmenso que ni usted ni yo podemos imaginar, ni siquiera si por un momento hiciéramos el esfuerzo de ponernos en su piel.

Su visión del mundo ya nunca podrá ser igual y difícilmente podrá confiar. Esa separación tan súbita, abrupta y por lo tanto brutal, altera todo el sistema neuro hormonal de la niña. Su cortisol (la hormona del estrés) se disparará a niveles astronómicos. Se desencadena así una intensa respuesta de supervivencia.

Si el estrés, es decir, la separación de la madre se mantiene, posteriormente bajarán sus defensas inmunológicas a niveles mínimos. Entonces será muy probable que contraiga cualquier infección que, junto con su estado anímico de profunda depresión, podrá tener unas consecuencias devastadoras. Supongo que en ese momento la menor será trasladada a un centro hospitalario y sólo entonces se le administrará el tratamiento necesario desde ya: estar acompañada de su madre.

Siento que tengo la obligación profesional de hacerle conocer las posibles consecuencias de una separación injustificada. Creo que es mi deber alertar del daño psicológico, emocional y físico del que está siendo víctima esta menor.

Por ello, me dirijo a usted para pedirle que no permita que esto suceda, puesto que esta pequeña actualmente se encuentra tutelada por una institución de la Comunidad de Madrid que usted preside.

Por favor, permítale que se reúna con su madre inmediatamente. Deseo de todo corazón que no tenga que lamentar no haber hecho todo lo que estaba en sus manos por la salud de esta niña.

Espero su respuesta y me pongo a su disposición para responder cualquier pregunta que tenga sobre este caso.

Atentamente.

Dra. Ibone Olza

  • Una trabajadora social nos escribe

Me llamo María Suárez. Soy trabajadora social desde el año 1991, en Servicios sociales durante más de 10 años. Actualmente me encuentro en casa, ocupándome de la crianza de mi hijo de tres años desde su nacimiento. Escribo esta carta desde el lugar donde elijo estar, como profesional y madre.

Estoy profundamente preocupada por la situación que se ha descrito del caso de la mujer llamada Habiba, y su bebé de 15 meses, actualmente separadas por una retirada de tutela desde el IMMF. Tal y como he leído en diversos medios de comunicación (http://www.elpais.com/articulo/sociedad/fiscalia/impugnara/retirada/tutela/Habiba/elpepusoc/20110609elpepusoc_7/Tes) , foros de crianza y lactancia (http://www.crianzanatural.com/forum/forum_posts.asp?TID=155061&PN=3) , y redes sociales como facebook.

La situación es tremendamente angustiosa. Parece ser que esta mujer joven y su hija estaban acogidas en un centro debido a las circunstancias sociales y económicas desfavorables para poder vivir independientemente.  Y en un momento determinado todo acaba el 30 de Mayo cuando tras un informe del centro donde residía, el IMMF asume la tutela de la menor privándole a la madre de la misma y de alojamiento en el centro. Además, según escucho a su abogado (http://www.eitb.com/audios/detalle/675501/retiran-tutela-madre-amamantar-su-/) en la radio la retirada de tutela se hace de forma engañosa y en ningún caso teniendo que ver con la atención que recibe la menor por parte de la madre, sino por otras circunstancias que se intuyen como situación social y económica desfavorecida así como algo que tiene que ver con el comportamiento de la madre de la niña en el centro donde han estado viviendo hasta el momento.

Esta madre actualmente se encuentra acogida por la Fundación Raíces  y atendida por la Psiquiatra Ibone Olza (http://www.iboneolza.com/) profesional fuera de toda duda en cuanto a su conocimiento amplio de la materia, quien ha declarado que esta madre carece de psicopatía o abuso de drogas, y que es perfectamente capaz de atender a su hija. La menor está institucionalizada en un centro de acogida de la Comunidad de Madrid, en estos 10 días ayer madre e hija tuvieron una única y primera visita de una hora de duración. Hay que apuntar que la madre e hija antes de su separación no lo habían hecho nunca más de 6 horas seguidas, y que ha sido amamantada a demanda hasta el momento. Lo que nos dice que, a pesar de todas las dificultades en las que se ha podido ver inmersa esta madre, ha luchado por mantener el vínculo con su hija y una lactancia exitosa. Hasta el momento en que las separan.

La situación actual es que los mecanismos legales se están moviendo, se esperan medidas cautelares de la Fiscalía quien ha entrevistado ya a la madre y a la psiquiatra, en vías a restablecer la convivencia. Los movimientos sociales también están muy activos y para esta tarde de hoy 9 de junio hay convocada una manifestación frente a la sede del IMMF en C/Gran Vía 14 de Madrid para reivindicar la supresión de la medida.

Como madre, y como profesional me planteo: ¿qué ha fallado aquí? Desconozco el informe de propuesta de retirada de tutela, desconozco el trabajo social previo que se haya tratado de realizar en esta familia. Pero conozco un poco las instituciones. Y sinceramente, me asombra y no me extraña al mismo tiempo. Estamos asistiendo a un ejemplo más de la degradación de los sistemas de protección por intereses del mercado. Así como suena. Así de fuerte.

Si una madre y su hija se encuentran en un centro de acogida, podemos suponer que es porque carecen de recursos propios para vivir de forma independiente. Recursos sociales en cuanto a falta de apoyo de familia extensa, recursos económicos, laborales, de vivienda…, aquello que hace que una mujer sola con un hijo pueda desenvolverse con autonomía en la vida. Para eso están los sistemas de protección, para garantizar que ese riesgo no acabe en desamparo. Y para ello supongo que estaría esta familia en un centro.

Estos centros suelen ser concertados, con organizaciones religiosas o no gubernamentales. Con sus propias características e ideologías, con sus limitaciones económicas y de personal, con los recursos que en lo social siempre son limitados. Además en estos centros el tiempo de permanencia es limitado. Durante la estancia allí se han de conseguir unos objetivos marcados en un programa de “integración” propuesto por un profesional, o varios, y consensuado con la familia. Supongo, como suele ser común, que estos objetivos pasan por mejorar sus condiciones de acceso al mercado de trabajo como vía de lograr una autonomía. Para ello se suele trabajar en restablecer redes sociales, formación, mejora del currículum, acceso a la legalidad en el caso de ser inmigrante, habilidades sociales, entre otras.

En estos centros la convivencia entre otras familias es estrecha y en ocasiones difícil, debido principalmente a dos motivos: uno, las diferencias culturales de cada cual que han de convivir codo con codo con otras realidades y formas de crianza; y el segundo motivo, porque generalmente, cuando llegas a un centro de acogida llevas una mochila personal muy cargada en lo emocional, y eso puede generar puntos de fricción y crisis tanto personales como interpersonales. También en estos centros funciona la ayuda mutua. Y también la dinámica perversa de grupos y alianzas.

Además  estamos inmersos en esta sociedad. Y en este contexto de precariedad laboral y explotación llevar una la crianza respetuosa con los ritmos y necesidades de los niños sin contar con una red de apoyo, se vuelve un obstáculo cuando no es imposible para una madre sola, obstáculo al objetivo de procurarse sustento, techo y cobijo por sí misma. Podríamos pensar ingenuamente que esta madre y su hija tienen suerte, ya que el propio centro en el que está funcionaría de apoyo a esta crianza respetuosa, encontrando allí el soporte necesario para que pueda continuar con la mejor vinculación afectiva con su hija, al mismo tiempo que le facilita la incorporación social necesaria para crecer como ser autónomo. Repito: lo podríamos pensar ingenuamente. La realidad suele ser otra: se está priorizando el objetivo económico sobre el objetivo vincular y relacional haciéndolos injustamente incompatibles y olvidándose de las necesidades vitales de los menores. Por lo que, posiblemente facilitaría mucho las cosas, desde un punto de vista exclusivamente económico, si madre e hija no estuviesen muy apegadas y no fuera un problema para ambas separarse largas horas al día, con lo que el prejuicio y el desconocimiento del hecho de la lactancia entra en acción. Esta es la sociedad que, lamentablemente, estamos construyendo. Y podemos cambiar. Aunque seamos seres económicos, somos también seres sociales y somos humanos.

Cuando trabajaba en Servicios sociales, y teníamos que hacer un informe para la retirada de tutela de un menor era uno de los trabajos más duros a los que nos enfrentábamos. Supone resumir un trabajo previo con la familia, y concretar el porqué en este momento los padres no están protegiendo a sus hijos porque les están dañando, y de ese daño no se les puede evitar sin separarse. Generalmente se llega a este punto porque, a pesar de los múltiples intentos  la familia no ha colaborado en cambiar pautas muy disfuncionales que dañan física o emocionalmente a los niños, porque no pueden o no quieren cambiarlas. O porque existe un maltrato demostrado o una grave negligencia que los pone en situación de desamparo. Recuerdo casos de personas con toxicomanías, con problemas de prostitución y abandono de los niños, de malos tratos físicos, abusos sexuales, y problemas psiquiátricos graves con negación a tratamiento. También otros casos en los que los padres que sin patologías aparentes no ejercían las funciones básicas y abandonaron a sus hijos.

Dar el pecho a demanda no es motivo de retirada de tutela, independientemente de la frecuencia o edad del niño. Tener ideas propias sobre alimentación, sueño, vestido, aseo o cualquier otra circunstancia relativa a la crianza y educación de los niños no es motivo para realizar una retirada de tutela, aun cuando sean desconcertantes o poco usuales para los profesionales; siempre y cuando no sean causantes de un problema de salud física o mental real, no basado en prejuicios.  Y aún así los padres tienen todo el derecho a pedir una segunda o tercera opinión ya que los profesionales pueden equivocarse. Todo aquello que socialmente puede causar algún daño en el niño y su entorno debido a pautas de crianza debe de trabajarse con la familia. No tiene sentido obligar o presionar.  Es ilegal y poco ético.

No, estamos ante un caso equivocado. No se trata de un riesgo de la menor. Se trata del riesgo de ser mujer y madre en esta sociedad. A cualquiera nos puede pasar: mañana me veo, por circunstancias de la vida obligada a vivir en un centro de acogida con mi hijo. Y a partir de ese momento nuestros derechos pueden verse lesionados: derecho de mi hijo a alimentarse de mi pecho a demanda, a relacionarse y vincularse a través de mi cuerpo conmigo, derecho a permanecer a mi lado. Y mi propio derecho a decidir y a opinar sobre qué me parece lo propuesto para mí y mi hija, y a defender lo que quiero hacer con mi vida.

Es un caso equivocado porque algunos profesionales de lo social se consideran con poder. Les han atribuido funciones que no les son propias. El sistema es injusto. Pero como no lo pueden cambiar, ni siquiera intentan cambios en la propia institución para la que trabajan, entonces, optan por perpetuar la violencia contra la mujer y el niño, por el bien económico común. Hacen palanca en la parte más débil para sostener el sistema. Y el IMMF sale diciendo que si la lactancia es caótica y dañina para los niños, que si la mujer tenía problemas de convivencia, que si no se atenía al programa de integración dictado para ella, que si tal y que si cual, sin poder argumentar nada del trato a la menor, que a fin y al cabo debiera ser el que ha motivado la retirada de tutela.

Y digo que se trata de un caso equivocado porque ahí se han equivocado. Esta mujer no es débil es una luchadora, y no está sola. Hay ya más de 3.000 simpatizantes de su causa en el patio de internet.  Tiene a su lado profesionales comprometidos, fuera de protocolos y perfiles adecuados, que tratan de apoyar en esta locura, y la valoran por lo que es capaz de luchar. Y cada vez somos más mujeres y hombres conscientes de que la crianza respetuosa es lo que nos asegurará el futuro de esta sociedad, no el modelo económico, no el modelo actual de servicios sociales.

Alcalá de henares, 09 jun. 11.

  • No hay motivos (declaración abierta, se admiten aportaciones)

A Habiba le han quitado a su hija de 15 meses pero ¡¡¡NO HAY MOTIVOS !!!

1 – Porque Habiba es mental y físicamente capaz de cuidar de su hija

2 – Porque Habiba ama a su hija, quiere estar con ella, cuidarla y amamantarla

3 – Porque la niña quiere estar con su mamá

4 – Porque no hay una sentencia judicial, la decisión se basa en valoraciones y protocolos que no pueden estar por encima de la patria potestad de la madre y los derechos fundamentales de ambas

5 – Porque se ha inflingido un daño a la niña al separarla abruptamente de su madre de quien no se había separado más de 6 horas en 15 meses

6 – Porque ser pobre no es ser mala madre

7 – Porque no tener trabajo no es ser mala madre, hay 5 millones de españoles en el paro

8 – Porque no se pueden arrebatar niños a los padres sin una evaluación contrastada y sin escuchar a los padres y sin una sentencia judicial.

9 – porque nos podría pasar a todos

10 – TODOS SOMOS HABIBA

  • Si esta madre hubiera estado en su casa, ¿le habrían quitado a su hija?

Habiba ha estado ayer miércoles 08 de junio UNA HORA CON SU HIJA de 15 meses.

La psiquiatra Ibone Olza le acompañó, y este ha sido su testimonio:

«Siento un dolor, una impotencia y una rabia inmensas. Acompañar ayer a Habiba a la salida del centro fue durísimo, me siento testigo del linchamiento de una menor de 15 meses absolutamente inocente. Cada minuto que pasa sin su madre el daño es mayor. Habiba ayer decía “no se porque me hacen tanto daño, si quieren pegarme una paliza que me peguen a mi pero que no hagan esto a mi hija, no puedo mas…” por favor, que esto acabe ya. Difundidlo donde haga falta, que se paralice todo, no somos nada si no evitamos este daño a esta niña de 15 meses»

Desde la Fundación Raíces, este es el último comunicado que han compartido:

«Habiba está rota de dolor. Su sufrimiento es inmenso, sus palabras son desgarradoras, su preocupación por su hija es infinita y por ello “ya no puede más”. Ha estado sufriendo estos días como nadie pueda llegar a imaginarse, tenía que aguantar como pudiera por conseguir ver a su hija hoy, ya lo ha hecho, ya ha podido verla y no puede …imaginar ya la idea de seguir sín ella, su preocupación por su hija es infinita, el daño en su niña ya está hecho. Su hija nunca se había separado de ella más de unas horas desde que nació, siempre había tomado el pecho a demanda y nunca había dormido sin su mamá. Desde hace 9 días su bebé se encuentra en un lugar desconocido,sín ninguna persona de referencia, sín ningún objeto transicional y cada noche tan solo en la soledad que sólo puede ofrecer aquel lugar en el que 42 niños de 0 a 6 años son “cuidados ” por tan sólo 2 adultos. ¿ A qué pareja le dejarían hacerse cargo de 42 criaturas entre las que se encuentran bebés recién nacidos? ¿ Cómo hacen por las noches con los llantos de nuestros niños, cómo hacen para cambiar tanto pañal, cómo hacen para cambiar tantas sábanas de los niños que ya no dormirán con pañal, cómo hacen para escuchar su llanto en un lugar cómo ese, tan grande, cómo hacen cuando tienen pesadillas, cómo hacen cuando quieren agua, cómo hacen cuando hay que alimentarlos a demanda y aún necesitan ser alimentados de noche?

¡¡¡¡ BASTA YA, DE TANTO SUFRIMIENTO GRATUITO, BASTA YA DE TANTO MALTRATO INSTITUCIONAL, BASTA YA DE TANTA HIPOCRESÍA DE UN SISTEMA QUE PERMITE ARREBATAR A LOS HIJOS DE UNO SÍN INTERVENCIÓN DE UN JUEZ, SÍN QUE NADIE VIGILE DÓNDE VAN Y A MANOS DE QUIEN VAN !!!!.

Mañana por la mañana, Habiba espera obtener una respuesta, un compromiso seguro de que a lo largo del día le darán a su hija, de no ser así, Habiba nos asegura que ella necesita hacer algo, necesita que nos movilizemos, que todas las personas que estamos con ella salgamos a la calle a GRITAR QUE SE LA DEVUELVAN. Hoy Habiba decía “si yo tuviera una familia grande….” Mañana estaremos todos atentos a los móviles, al facebook, al email, al twiter y tendremos capacidad para organizarnos rápido y apoyarla. TODOS SOMOS HABIBA. Gracias »

¿De verdad alguien puede creer que la bebé de 15 meses está mejor ahora que con su madre? ¿Que con esta medida se está respetando “el interés superior del menor”?

Sean cuales sean las “habilidades maternales” que esta madre no tiene, ¿son motivo para quitarle a su hija?

¿Le ha medido alguien las “habilidades maternales” a las mujeres que vivimos en nuestras casas?

Desde el IMMF respondieron a nuestros email, con un copia y pega para todos de un mensaje sin firma (los ciudadanos tenemos el derecho a conocer la identidad de los empleados públicos que se dirigen a nosotros), en el que afirman:

“Las actuaciones de esta Entidad Pública en relación a la tutela de los menores se encuentra regulada en el Código Civil y está ligada, necesariamente y, en toda ocasión, a la protección del menor de edad.

La medida de tutela está vinculada exclusivamente con la incapacidad de los padres para otorgar la necesaria asistencia moral y material a sus hijos.”

Si esta madre tiene incapacidad “material” para cuidar de su hija, para eso mismo están las ayudas protectoras del Gobierno. Pero ¿”incapacidad moral”? ¿Cuál es el DELITO que cometió esta madre? ¿Ha maltratado a su hija, la bebé ha llegado al hospital con lesiones de maltrato, está desnutrida, su madre se droga? LA RESPUESTA ES NO.

Si esta madre hubiera estado en su casa, ¿le hubieran quitado a su bebé?

El único DELITO pues que cometió esta madre es ESTAR EN UNA CASA DE ACOGIDA, SER POBRE Y haber osado PEDIR AYUDA A LA ADMINISTRACIÓN. Si se hubiera quedado donde estaba, estaría con su hija. El lugar de “acogida” donde debía prestarsele apoyo, cariño, acogimiento, y calor para permanecer, se ha convertido en todo lo contrario.

La lactancia es lo de menos. Se está linchando a una bebé de 15 meses, provocándole unaangustia de separación y un estrés horrible, de consecuencias devastadoras a esta edad. Ni comer purés de verduras, ni bañarse, ni aprender nada, ¡¡¡NADA ES PSICOLÓGICAMENTE MÁS IMPORTANTE PARA UN BEBÉ DE 15 MESES QUE ESTAR CON SU MADRE!!!

Lo que se está produciendo aquí es la lesión horrible de una bebé de 15 meses, la violación del derecho más elemental de esa bebé que es estar con su madre (que no la maltrata), y el derecho de esa madre a estar con su hija, ya que no ha cometido ningún delito.

¡PEDIMOS QUE LA BEBÉ SEA DEVUELTA A SU MADRE YA!

  • Balbina Jiménez, en la que confío, en una nota en su perfil personal de Facebook, nos cuenta (y me autoriza para reproducirlo) “Acerca de los Centros de Acogida”

Aún a riesgo de que os duela, os cuento lo que sé y mejor no decir cómo o porqué, o quién me contó, pero sé que es cierto: limpian cuatro horas al día por normativa, al niño le dejan en un parque infantil, no pueden tocarle, pase lo que pase…lloré o grite…

no pueden dormir juntos o colechar…

eso muestra falta de habilidades maternales, falta de institucionalización…de colaboración…

no pueden dar el pecho a demanda

ellas deben buscar trabajo, la teta no es compatible con un trabajo…

eso piensan…

aunque luego quieran mantener la lactancia de Habiba con 1 hora semanal…

A Habiba o ciudadanas árabes las tratan así,  si ese día hay lentejas, a pesar de no poder comer cerdo, sí o sí es la única comida y si no no comen, y es símbolo de inestabilidad…, si la papilla del niño lleva cerdo, lo lleva…

Te fuerzan a tomar el tratamiento “anti-leche”…y sino te dicen que no tienes habilidades para la maternidad o la institucionalización…

No importa el dolor.

No importa el corazón.

No importa la pluralidad y el respeto a culturas diferentes, a mujeres dañadas por destinos duros que se ceban en ellas, …

A la madre más débil la roban a una hija, en nombre de la verdad institucional, y lo llaman medida cautelar…

Esa madre se vuelve loca, se desespera, y claro…está desequilibrada…

Qué miedo da lo que pasa en estos lugares, y lo qué aún no sabemos…

Habiba se volvió loca de dolor, y está con un dolor que no cesa…

Mañana estaremos donde tengamos que estar, para mostrar de nuevo, nuestra repulsa a esta injusticia, esta manipulación, y esta falta de humanidad tan grave…

Que alguien, por favor, asuma y pague consecuencias…

Pienso en esa pequeña niña a estas horas de la noche, dormirá?…sabrá que pronto estará con su madre?

Ese desamparo a la que la han sometido ronda una y otra vez por mi cabeza…

Basta ya.

Un abrazo.

Más en la red

Más allá del caso Habiba

Creer en lo increíble

Solidaridad con Habiba

Nacho, el abogado de Habiba y de los menores desamparados

Más post sobre Habiba en la blogosfera maternal


Share

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo