A estas alturas de embarazo tengo un tripón de últimos días (por cierto, si me ves, ya lo sabes, no estoy a puntito, no digas nada de lo grande que estoy que ya lo noto yo sola, gracias).

Lo cual, pese a lo incómodo que es (y lo largo que se me va a hacer), me va a permitir grabar muuuchos vídeos de BellyWrapping, hehe. Todos los que conozco, básicamente.

.

El primero que traigo es este con acabado Sweetheart (corazón) que puedes hacer con un fular largo, rígido o elástico. En esta ocasión, te lo muestro con un rígido.

Las ventajas del BellyWrapping son múltiples. En este nudo en particular, la primera que salta a la vista es la estética. Me parece una manera preciosa de empezar a domar tu fular mientras esperas para poder usarlo con tu bebé.

¿No te parece una buena idea hacerte esa sesión de fotos embarazada y luego repetir con el bebé y el mismo fular?

Pero además, con el BellyWrapping añadirás confort a tu día a día, especialmente a partir de que la tripa pese (ocurra eso a principio del tercer trimestre o al final).

Podemos traducir BellyWrapping por “Envolviendo la tripa”, pero la verdad es que no queda tan “chic”, ¿no crees? La verdad es que podríamos darle una vuelta para encontrar un término en español que sea evocador y elegante…

La técnica consiste en, envolviendo la tripa y otras partes de tu cuerpo (según el nudo) con una tela larga (fular más o menos largo o bandolera), ayudarte a repartir el peso de la barriga en otras partes de tu cuerpo, así como, gracias a las capas de tela con tensión, recoger e incluso ayudar a cuidar la higiene postural especialmente de tu espalda, hombros y-o cadera que se están viendo afectadas por la sobrecarga del embarazo.

.

Algunas molestias típicas del embarazo que podrás aliviar con un anudado adecuado son:

  • Sensación de pesadez. Cuando sientes que la tripa “te puede”y notas las lumbares cargadas, o que la zona inferior de tu abdómen e ingles están al límite de su aguante. Si tu embarazo es múltiple o es un embarazo muy seguido del anterior, la sensación puede ser central más que inferior debido a la diástasis abdominal.
  • Hernia umbilical y-o varices vulvares. Que son situaciones que no tienen por qué tener relación con el embarazo pero que se pueden ver agravadas por la tensión generada por el peso del mismo.
  • Lumbalgias, ciáticas y pseudociáticas (esta última es la “normal” del embarazo), pinzamiento del piramidal o cualquier molestia o dolor de la zona inferior de la espalda y-o nalgas.
  • Molestias en la cintura pélvica: disfunción de la sínfisis púbica, trocanteritis y sacroileítis son las más frecuentes en el embarazo, o cualquier otra, bien sea causada por el embarazo en sí bien sea agravada por éste.
  • Dolores costales debido al sobre-peso y-o a la posición del bebé.
  • Molestias en la zona superior de la espalda normalmente provocadas por malas posiciones (que usamos para compensar la sobrecarga que nos supone la barriga) o preexistentes y agravadas (o no) por el embarazo.

.

Cómo usar tu fular en el embarazo

.

Básicamente, se trata de hacer cada uno de los anudados de BellyWrapping (que vamos a ir viendo en las siguientes semanas) y observar tu cuerpo para ver cómo te sientes más cómoda, tanto a la hora de elegir el nudo como a la hora de elegir la tensión, el acabado, el portabebés en sí… Nadie mejor que tú conoce tu cuerpo y la idea es incrementar tu confort.

No obstante, y con la colaboración de la fisioterapeuta y osteópata Marta Sancho* que ha tenido la amabilidad de investigar conmigo las posibilidades de esta técnica, en cada nudo intentaremos darte una orientación sobre qué y cómo puedes aliviar.

Y con esa idea empezamos esta sección.

.

El nudo de hoy, con acabado Sweetheart, recoge abdomen, pecho y más o menos cadera según lo coloques. Antes de seguir contándote cosas del nudo, déjame que te diga que la tensión adecuada ha de ser tal que en los bordes del anudado, es decir, donde “se acaba”, has de poder introducir un dedo sin dificultad.

Volviendo al nudo: al no subir por los hombros, deja libre la zona superior de la espalda por lo que no ayudará a cargar el peso de la tripa ni nos permitirá ayudarnos a la higiene postural correcta de dicha parte superior.

Sin embargo, nos permite hacer otras cosas.

Empecemos, si te parece, por ver el vídeo. Yo lo he hecho con un fular emeibaby Baali Ciclamen Gold de 4´60 m.

.

.

  • En caso de sensación de pesadez, hernia umbilical, varices vulvares o cualquier otra molestia en la zona inferior de tu abdomen, asegúrate de tensar más cuidadosamente la zona inferior. Utiliza la versión con tres capas y dobla la tercera por la mitad y hacia abajo de modo que haya mucho más soporte en la mitad inferior de tu barriga (por debajo del ombligo). Si claramente notas más pesadez en un lado de tu cuerpo que en el otro, por la posición del bebé por ejemplo, acaba el anudado en esa zona, colocando el nudo debajo de donde sientas las molestias o sobre la zona en cuestión si notas que te alivia.
  • En caso de molestias lumbares, ciática o pseudociática, pinzamiento del trigémino o cualquier otra molestia de la zona inferior de la espalda y-o nalgas, lleva bien la parte inferior del anudado hasta debajo de tu culo (nalgas), con una buena tensión especialmente en esa zona. Si la molestia es asimétrica, es decir, te molesta más un lado que otro, acaba el nudo en la parte posterior y en ese mismo lado. En el caso de un pinzamiento, alivia bastante hacer el nudo final sobre la zona afectada.
  • En caso de alteraciones en la cintura pélvica-cadera, usa el nudo con una sola capa abierta sobre la tripa y “todo lo demás” úsalo para cerrarla. Para ello, rodea tu cadera a la altura de misma (sínfisis púbica y articulación de la cabeza del fémur) con el fular cerrado y una buena tensión, pero que no te apriete o andarás con dificultad. Si la molestia es asimétrica, acaba con el nudo en el lado que más te moleste. Si la molestia es puntual (como la sacroileitis) acaba con el nudo sobre el lugar donde molesta.

.

Recuerda, no obstante, que esto son indicaciones generales y que lo más importante es que te observes y hagas el nudo como más cómodo te resulte.

Marta y yo esperamos que te resulte útil y, si ha sido así, nos encantará conocer tu experiencia. Y, como siempre, ¡COMPARTE! si crees que puedes (podemos) ayudar a más gente con esta información.

.

* Marta Sancho Melchor es Diplomada en Fisioterapia por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y ha estudiado Metodología osteopática en la Universidad Europea de Madrid. Formada en Pilates en la Federación Madrileña de Gimnasia, certificada en Mat y Studio en los niveles básico, intermedio y avanzado. Formada también en el método Peak Pilates  en la Escuela de Body evolution Pilates obteniendo  el Certificado de la PMA (Pilates Method Alliance) en 2009. Ha seguido cursos de formación en diferentes escuelas en disciplicinas como Magic Circle, Theraband, Rulo, Balón gigante, Pilates para embarazadas y postparto, Barril… En 2012 obtuvo la Certificación de GYROTONIC® Level I en la escuela de Gyrotonic® Eaglenest en Münstertal, Alemania y tiene también el curso de Aplicación terapéutica para Escoliosis en Gyrotonic. En 2013 se certifica igualmente en GYROKINESIS® Level I en la escuela de Gyrotonic® Eaglenest Münstertal, Alemania. Por último, en 2013, amplía su formación en Gimnasia Abdominal Hipopresiva en la escuela de Marcel Caufriez en 2013. Y puedes encontrarla en Oh! la luna impartiendo Pilates en el postparto y Gimnasia hipopresiva.

.

Share

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo