Seguimos con el Concurso Porteo Fácil con el segundo truco de Amaia de Besotan, un truco sencillo y muy útil.

No es raro que, una vez terminado un nudo, nos demos cuenta que falta tensión. O que anudemos con los brazos del peque por fuera y, a la hora de sostenerle la cabeza porque se ha dormido, veamos que no tenemos tensión en esa zona.

Este truco que Amaia nos trae con un canguro delante lo puedes hacer con cualquier otro nudo si aplicas el mismo “mecanismo”.

Siempre que necesites ajustar la tensión, sea por el motivo que sea, en todo el anudado o en una parte, este truco te irá de perlas.

.

Recuerda que es un concurso. Si el truco de Amaia te gusta y te parece útil, ¡COMPARTE!

.

Ajustar (canguro) tras anudar

.

A veces es difícil ajustar a la perfección cuando estás haciendo un nudo, bien porque estás empezando o bien porque tu bebé se mueve mucho y no te permite ajustar lo suficiente. Mi truco para conseguir un buen ajuste tras el anudado consiste en lo siguiente.

.

1.- En vez de anudar doble dejamos un nudo simple.

.

Paso 1 del ajuste tras anudado

.

2.- Cogemos el borde del fular donde está flojo y estiramos de la tela hacia los hombros.

.

Paso 2 del ajuste tras anudado

.

PAso 2 del ajuste tras anudado

.

3.- Estiramos del borde más lejano a nuestro cuello hacia atrás.

.

Paso 3 del ajuste tras anudado

.

4.- Con la otra mano estiramos del bode por nuestra espalda hasta sacarlo por delante en la cintura.

.

Paso 4 del ajuste tras anudado

.

PAso 4

.

5.- Volvemos a apretar el nudo pero estirando de los bordes en vez de coger toda la tira.

.

Paso 5 del ajuste tras anudado

.

6.- Repetimos las veces que haga falta y con las partes que haga falta hasta que esté bien ajustado.

.

7.- Terminamos con el segundo nudo para que sea doble.

.

Paso 6 del ajuste tras anudar

.

Final

.

Share

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo