Hoy nos acompaña Rocío López en nuestros #Postinvitados.

Rocío es enfermera, Asesora de Porteo De Monitos y Risas y también Asesora de lactancia. Y, por encima de eso, madre de dos peques.

Y como madre de dos, si bien descubrió el porteo con el mayor, la llegada del pequeño le terminó de descubrir las ventajas de portear.

.

Soy una mamá que tiene dos pequeños que se diferencian por 20 meses. En mi vida el porteo me ha dado muchas satisfacciones además de poder cubrir todas las necesidades de mis niños, aquí os cuento cuáles son.

Casi siempre hablamos de los beneficios para el peque, sin embargo yo te cito cuáles han sido los mayores beneficios que me ha aportado el porteo:

  • Autonomía, salir y entrar de casa sin más trastos que un portabebé, te da mucha libertad.
  • Subidón de autoestima, poder ser capaz de seguir jugando con mi mayor mientras cubro las necesidades de mi pequeño, es algo que me ha aportado una gran satisfacción personal.
  • Conciencia corporal, un buen portabebé proporciona un buen reparto del peso en mi cuerpo, respetando mi centro de gravedad y, por tanto, cuidando mi postura.

.

He pasado por varias fases de porteo, empezando por un porteo no ergonómico y terminando con el que para mí sería el “portabebé estrella” para mi día a día.

¿Quieres saber cuál es ese portabebé? Te lo cuento.

.

Fase 1. Primera toma de contacto con el porteo. Acierto-error.

Empecé usando el carro con mi primer hijo pero al ver que sólo quería brazos  y contacto opté por comprarme una mochila que resultó ser muy incómoda, por lo menos para mí, porque el peque no se quejaba; pensaría “entre el carro o esto, me quedo con esto que voy pegado a mami”.

Comencé a informarme y acabé adquiriendo algo más cómodo para ambos.

.

Fase 2. Nacimiento del segundo hijo. Experimentar con el fular.

Al nacimiento de mi segundo hijo empecé a sentir curiosidad por el fular. Durante sus 6 primeros meses de vida, mi pequeño fue en un fular semielástico, pegadito a mí y el mayor, que estaba pasando por el periodo de “no quiero brazos , ni carro”, lo normal es que fuera andando.

.

Fase 3. Probando con distintos portabebés.

Desde los 6 meses hasta el año aproximadamente probé varios portabebés para ver cuál es el que se adaptaba mejor a mis 2 peques. Probé de todo y ningún día era igual, el día que el mayor iba en el carro, el pequeño en bandolera y si el pequeño iba en el carro el mayor con mochila y así con varios portabebés.

.

Fase 4. La elección final.

A partir del año el pequeño no quería carro y el mayor menos, así que me decanté por algo que pudiera adaptar a mis 2 hijos de manera rápida, de manera que suelo salir a la calle con un solo fular.

El fular en mi caso es un portabebé que ahora mismo no me puede faltar, gracias a su versatilidad puedo portear a los  2,  independientemente de si les llevo delante, a la espalda o a la cadera.

A lo largo de mi maternidad he tenido muchos portabebés estrella dependiendo de la etapa en que se encontraran mis niños. Si me preguntas ahora que portabebé elegiría, me quedo con el fular.

.

Cada familia tenemos un portabebé favorito, dependiendo de nuestras necesidades.

.

¿Cúal es tu portabebé estrella en este momento?

.

Logo Rocío

.

El proyecto de Rocío es Acércame a ti. En su web, puedes, además de conocerla a ella y a su emprendimiento mejor, ir leyendo sus diferentes artículos sobre porteo, lactancia y salud, conocer sus servicios y actividades programadas.

Así que no dejes de seguirla en su web y su fanpage. Acércate a ella y no te arrepentirás.

.

Share

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo

Inicio    Formación    Elena López    Tienda    Blog    Contacto