Hace unos días llegó un paquete inesperado a la tienda. A nombre de Monitos y Risas. Así que lo abrí, claro.

Me llevé una agradable sorpresa: Navidul me enviaba una caja con jamón. Cómodamente empaquetado en sobres de plástico, por separado y al vacío.

Y lo mejor estaba por llegar, ¡¡el bocadillo que nos hicimos esa noche!! Y algunos más que han caído.

Y eso que en casa comemos relativamente poca carne, pero este jamón entra en la categoría de “bellota procesada”, así que eso, casi verdura que es :lol:.

Y aunque fue un regalo desinteresado (ni Navidul ni su agencia de publicidad me han pedido que haga nada a cambio), a mí me enseñaron que es de bien nacido ser agradecido. Y eso es este post, un agradecimiento.

GRACIAS

Y si estás embarazada, y quieres probar este jamón, visita su página de Facebook ;-).

Share

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo