¡¡Felices Fiestas!!

Hoy, 21 de diciembre, no puedo empezar el post de otra manera.

Y tampoco podía hablar de otra cosa:

Lo especialmente importante que me parece portear en estas fechas.

.

Bueno, no me malinterpretes: me parece importante portear siempre, hehe. Pero hoy quiero hacer hincapie en las situaciones nuevas que va a vivir tu bebé en estas épocas y cómo puede ayudaros el porteo a superarlas, disfrutarlas incluso.

.

Los preparativos previos

Hacer compras navideñas puede convertirse en un pequeño infierno: aglomeraciones, lugares ruidosos, colas, mucha iluminación…

Si para nosotros, adultos, puede resultar una experiencia agotadora, imagino que para un bebé que lo vive por primera vez ha de ser abrumadora.

Llevarle junto a ti en estas ocasiones le hace sentir seguro ya que va junto a su persona de referencia: tú. Le puedes ir explicando qué pasa, entreteniéndole con canciones o nanas, contándole un cuento…

Tan cerca de tu peque es más sencillo que esté tranquilo porque se siente seguro, como decíamos, pero también que tú notes con más facilidad sus necesidades, no solo las básicas (alimento, cambio de pañal, sueño, etc.) sino que podrás darte cuenta a tiempo de si la experiencia está resultando demasiado intensa y podrás modularla antes de que resulte agotadora o estresante y se desencadene un pequeño desastre.

.

El día en cuestión

El día de Nochebuena (o de cualquier fiesta) normalmente tenemos cosas que hacer que no son parte de nuestra rutina habitual: preparar la cena si somos los anfitriones, nuestra ropa y la de los peques, arreglarnos, preparar los regalos…

Eso se suele traducir en un trajín extraño para tu bebé y cierto ambiente de expectación que puede desconcertar a tu bebé.

El hecho de portearle durante estos momentos te va a permitir, por un lado, ir haciendo tu lista de tareas sin desatender a tu peque ni tener que parar para irle atendiendo.

Por otro lado, a la altura de tus ojos (casi) le puedes ir contando vuestras tradiciones, qué estás haciendo y para qué, anticipándole lo que va a pasar el resto del día e implicándole en su medida. Eso le dará a tu bebé tranquilidad y seguridad en este día tan fuera de sus rutinas habituales.

.

En la celebración

Si los preparativos pueden ser estresantes, imagina la fiesta en cuestión. Bueno, no te lo tienes que imaginar, verdad?

Pues añade un montón de gente desconocida pellizcándote los mofletes y queriendo cogerte o ajustarte los lazos.

El portabebés te permite mantener a tu peque en el lugar más seguro, “atado” contra tu cuerpo. Puedes presentarle a los desconocidos de la manera que mejor consideres.

Es más difícil que cojan a tu peque sin avisarte si le llevas en fular, y desde luego estás tú presente para controlar el exceso de interés o pasión de algunos familiares o amigos.

.

En resumen, el uso de un portabebés te ayudará a que la Navidad, o cualquier otra celebración, sea también una ocasión de disfrute para tu hijo. Porque el mejor lugar es tu pecho.

Espero que disfrutes mucho de las fiestas, de tu familia y de tus portabebés en estos días.

.

Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo.

.

2048px-Bratislava_New_Year_Fireworks

.

Nota: este post se publicó originalmente en La Escuela de Mamá, blog que no está activo ya.

.

Share

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo

contacto

Elena López

Asesora,

consultora y

formadora de Porteo